martes, 16 de noviembre de 2010

TAITA BOVES DE BODEGUERO POCO ILUSTRE A LIDER ABSOLUTO

En los cines de género,  más bien escasos en nuestra cinematografía nacional, el histórico ha comenzado por tener una particular presencia de un tiempo a esta parte. Coincidencialmente con el interés oficial por resaltar la figura de héroes y heroínas de nuestra gesta independentista, los cineastas venezolanos Diego Rísquez, Luis Alberto Lamata y Román Chalbaud han dirigido en fecha reciente las películas Francisco de Miranda (2006), Miranda regresa (2007) y Zamora, tierra y hombres libres (2009) respectivamente. Rísquez y Lamata habían indagado en el género en ocasiones de la cuarta república con más o menos fortuna. Rísquez con la trilogía Bolívar, sinfonía tropical (1980), Orinoko, nuevo mundo (1984) y Amérika, terra incógnita (1989) y Lamata con Jericó (1990) y Desnudo con naranjas (1993). Por su parte Román Chalbaud, debuta con la millonaria producción  Zamora, tierra de hombres libres, un filme confuso  sobre un personaje de indudable importancia y significación en nuestro pasado histórico. También de pésimos resultados, resultaron los biopic que tanto Rísquez como Lamata hicieron del generalísimo Francisco de Miranda.
Por ahora, arriba a la cartelera Taita Boves  (2010) de Luis Alberto Lamata,  que si bien se alza con los premios del festival de Mérida no despierta mayores emociones en el funcionarato de la Villa del Cine. Contrariamente al precursor de la identidad patria Francisco de Miranda, encargado a Lamata de la propia villa para abrir brechas en esta temática del cine nacional, el apodado << taita >>  José Tomás Boves se erige en una inspiración más personal bajo el influjo de la novela histórica. Un personaje desalmado y sanguinario convertido en  caudillo en el transcurso de la guerra durante la segunda república, aspecto no poco importante y no menos difícil de considerar para los propósitos oficiales de instituir una mitología patriótica de cara al socialismo bolivariano del siglo XXI.
La película, de libre inspiración en la novela Boves el urogallo de Francisco Herrera Luque, obra emblemática de la literatura venezolana,  propone un arquetipo de leyenda del guerrero temible en contra del carácter clasista y discriminatorio de los mantuanos que negaban el desarrollo de castas o razas en la formación de la república que no fueran blancos hidalgos y, que como Herrera Luque, Luis Alberto Lamata intenta comprender, por comprender qué hizo posible que este Boves se convirtiera en un caudillo popular. Sin embargo, la pregunta es si Lamata muere en el intento con una película desmesurada en la manufactura de un producto – espectáculo que no logra salvar las carencias de representación creíble en el contexto de una época histórica, muy especialmente, aquellos que debían servir de sostén al esfuerzo  protagónico de Juvel Vielma en su papel  de  José Tomás Boves; en descargo, hay actuaciones muy solventes y una producción de indudable factura. No obstante, las claves de lectura en el filme de Lamata apuntan más bien al recurso narrativo de las versiones encontradas sobre la muerte de Boves y al  uso del color des-saturado en cuanto el personaje del bodeguero asturiano poco ilustre se desplaza a  su coronación y muerte como líder absoluto de los desposeídos.
Enfocada en el rencor y la venganza de un déspota cruel, alimentador de odios, la película se abre a muchas interrogantes sobre el país pasado y presente. Por lo pronto, el miércoles 17 de noviembre podemos compartir y ventilar inquietudes,  mirándola en el foro que en el marco de la programación aniversario nos invita el Ateneo de Trujillo.
Miguel Viloria
TAITA BOVES, Venezuela, 2010. Dirección y guión: Luis Alberto Lamata. Producción: CNAC, PDVSA, La Estancia, Fundación La Villa del Cine y Jericó Films. Directora de producción: Luisa de la Ville. Fotografía: Alejandro García Wiederman. Montaje: Jonathan Pellicer. Música: Francisco Cabrujas. Dirección de arte: Ernesto González. Elenco: Juvel Vielma, Daniela Alvarado, Luis Abreu, Alberto Alifa, Dimas González, Antonio Delli, Marcos Moreno, Gledys Ibarra, Lourdes Valera, Carmen Julia Álvarez, entre muchos otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada